Una estrella fugaz … un deseo cumplido

Hoy por la noche caerá una lluvia de estrellas sobre la Tierra… las perseidas…

Dicen que hoy es la noche perfecta para pedir un deseo por cada estrella que cae…

Que deseos pedirías esta noche si supieras que se podían cumplir…?

Que deseos lanzarías al universo para que ocuparan el lugar de la estrella caída, que se va dejando espacio para que tu deseo ilumine el universo…?

Con quien irías a tumbarte sobre el césped a compartir una noche especial…? Con quien compartirías tus deseos …?

Esta noche el universo es el elegido para compartir sus secretos conmigo y para que yo le susurre al oído los míos…

Perseo bajará del Olimpo en forma de lluvia de oro para hacer que se cumplan …

La coraza… que no dejaba latir al corazón

Para todas las personas que alguna vez han sentido que llevaban una pesada armadura, que les impedía ser felices…

Os voy a contar la historia de Tom un joven bombero que vivía en un pequeño pueblo en el confín de ninguna parte, “No where Village”

Unos años antes de que sucediera lo que hoy os voy a relatar, se casó con Maggie, una joven a la que rescató en un puente, de la que se enamoró y fruto de su amor nació su hija Anne.

Desde que Tom se hizo cargo de la jefatura de bomberos de “No where Village”, los avisos eran cada vez más frecuentes. Ya sabéis que los bomberos no solo apagan fuegos, también ayudan en rescates, bajan gatos de los árboles… Tom siempre estaba pendientes de todos y todo y acudía raudo a ofrecer su ayuda a los necesitados.

Un día decidió que si dormía con el equipo de bombero puesto, podría llegar antes a los avisos, ya que así no tendría que “perder” el tiempo en colocarse tan complicado uniforme, cada vez que tuviera que salir.

Tanto es así, que comenzó a no quitárselo, no se lo quitaba ni tan siquiera para comer, levantaba la visera protectora del casco y así ingería los alimentos.

Pasaron muchos meses…

Un día Anne se acercó a su madre y le dijo:

  • Mamá he olvidado la cara de papá… Siempre lleva ese horrible casco rojo de bombero, ya no recuerdo cómo son sus ojos…

Maggie la tomó de la mano y la llevó al salón, tomó un álbum de fotos y le enseñó las fotos del hombre del que se había enamorado.

Una vez Anne se fue el colegio, Maggie le dijo a su marido:

  • Estas más enamorado de tu casco de bombero y todo lo que representa que de mi y de tu hija.
  • Cómo te atreves a decirme eso? Increpó Tom. La primera vez que te vi te salvé de la muerte en aquel puente y desde entonces todo mi trabajo y esfuerzos han ido destinados a que Anne y tu tengáis todas las comodidades, la mejor casa, el mejor colegio…
  • Lo que tú amas es el reconocimiento… no a tu familia.

Tom trató de abrazarla al ver las lágrimas que caían por sus mejillas, pero con esa coraza en forma de uniforme de bombero no se estaba dando cuenta de que la estaba asfixiando… ella se deshizo del abrazo y le gritó:

-No te das cuenta que no puedo respirar si llevas ese uniforme puesto para abrazarme ? Quítatelo!!, le gritó.

  • Querida no me lo puedo quitar, si lo hago llegaré tarde al siguiente aviso…
  • Si no lo haces, cojo a Maggie y me voy a vivir lejos de ti…

A regañadientes, solo por dejar de ver llorar a su esposa, se dispuso a quitarse el casco, pero no pudo, comprobó con horror que el uniforme de bombero, casco incluido se había convertido en una coraza de la que no podía librarse.

Trato de quitársela por todos los medios habidos y por haber…mas no lo consiguió.

Solamente podía alimentarse de purés que absorbía a través de una pajita , ya que era lo único que cabía a través de la ranura de la visera del casco…

Alguien le dijo que en las montañas había un anciano que quizá podría ayudarle.

Emprendió el camino hacia su libertad…

El anciano

Una vez emprendió su camino hacia las montañas, comenzaron las dificultades de Tom…

Iba provisto de varios recipientes con purés, pero a medida que pasaban los días, los víveres comenzaban a escasear, no se había planteado que el viaje fuera a convertirse en algo tan tortuoso.

No tenía forma alguna de triturar los alimentos y ya solo podía beber agua en algún riachuelo.

De repente oyó el tintineo de unos cencerros y diviso a lo lejos a un pastor con unas ovejas.

Se acercó a ellas y preguntó al pastor:

  • Amigo estoy buscando a un anciano que habita en estas montañas, tiene que ayudarme a quitarme este uniforme que me aprisiona…
  • Que gracioso, un bombero que tiene que ser rescatado, dijo el pastor.
  • A mi no me hace ninguna gracia, si estuvieras preso tú…
  • Todos estamos presos, tú ahora lo sabes… recorre ese valle hasta el río y allí verás la casa del anciano, el te ayudará a encontrar las respuestas que necesitas.

A la mañana siguiente Tom no tenía fueras para mantenerse en pie… por lo que permaneció bajo la sombra de una encina. Llevaba muchos días sin comer vagando por las montañas.

De repente un anciano se le acercó, tenia el pelo largo y blanco y se presentó como Zeus.

  • He estado perdido por días buscando tu casa, dijo Tom.
  • Llevas perdido toda la vida, dijo Zeus.
  • No he venido a que me insultes, dijo Tom sin apenas alzar la vista
  • Es quizá la verdad un insulto? Eres afortunado, no tienes fuerzas para moverte, las personas no pueden moverse y aprender a la vez. Tienes que permanecer quieto un tiempo.
  • Solo voy a quedarme El tiempo necesario para aprender a quitarme este uniforme.
  • Cuando hayas aprendido eso no tendrás que partir en todas las direcciones. Bebe este líquido.
  • Que es?
  • Es vida, al principio te parecerá amarga y luego te parecerá súper apetecible.
  • Los últimos tragos han sido deliciosos…
  • Eso es porque estabas aceptando lo que bebías.
  • Me estás diciendo que la vida es buena cuando la aceptas?
  • Eso es… parece que vas a ser un buen alumno.
  • Entonces tengo que aceptar este uniforme?
  • No naciste con él tú elegiste ponértelo. Porque te lo pusiste?

Tom no podía pensar, aún estaba demasiado débil. Los días siguientes, los paso bajo los cuidados de Zeus que se preocupó de alimentarle a base de sopas que elaboraba con las plantas y raíces, que utilizaba para sus remedios sanadores y de leche.

Pasaron los días y una noche le pregunto al anciano por su edad, el anciano le respondió que uno no tiene edad cuando está conectado con el universo, el origen de todo.

Tom le dijo que no entendía a que se refería, el anciano le dijo que el era un hombre inteligente, pero con una mente limitada, que fue la que le atrapó en su uniforme.

  • Tenías miedo, dijo Zeus.
  • No, no lo tenía dijo Tom.
  • Temías al fuego ?
  • Acaso no le tiene miedo al fuego todo el mundo ?

Zeus negó con la cabeza y quien te dijo que tenías que hacer bombero ?

  • tenía que demostrar que era un hombre bueno generoso y amoroso.
  • porque tenías que demostrarlo ?

A la mañana siguiente seguía dándole vueltas a quien tenía que demostrar que era un hombre bueno generoso y amoroso y de repente oyó una voz a su lado que le decía:

  • Quizá no eres tan bueno como tú crees, estás sentado sobre mi rabo..
  • Perdona no quería hacerte daño…No veo bien con este casco.
  • No me extraña siempre estás pidiendo disculpas a l gente por haberles hecho daño.
  • Tú eres un perro que habla…? Los perros no hablan.
  • Si que lo hacemos, lo que pasa es que la gente no escucha.
  • Me has hablado antes?
  • Si
  • Antes no te oía, como puede ser??
  • Estás volviéndote un ser más sensible que capta las vibraciones de otros. Yo realmente no hablo pero tú traduces a palabras mis vibraciones, estás sintiendo…

El anciano se acercó a él y le dijo que debía proseguir su camino, y que le acompañarían su perro Eros, y su oveja Diana, que le proporcionaría leche y raíces que le ayudarían a alimentarse mientras proseguirá el camino.

  • querido amigo no puedes continuar viviendo y pensando cómo lo has hecho hasta ahora así es como quedaste atrapado en ese uniforme.
  • Y cómo puedo hacer para cambiarlo?, pregunto Tom intranquilo.
  • Debes seguir este sendero que es el que te trajo de camino a mí.
  • Si yo no seguí ningún sendero, estuve perdido por las montañas.
  • La gente no suele percibir los senderos por los que transita.
  • Había un sendero y yo no lo vi?
  • Si y ahora tienes dos opciones, una volver por ese mismo sendero a la avaricia, al odio, los celos, al miedo y a la ignorancia o proseguir adelante y subir a esa montaña. Este camino es el sendero de la verdad, más difícil que el primero, empinado y lleno de curvas. Transitar por un sendero desconocido con la carga que llevas requiere de mucho coraje.
  • Que voy a tener si subo a esa montaña??
  • La pregunta es que no tendrás… tu uniforme.. Por el camino vas a encontrar tres arboles que te cerrarán el paso, con tres puertas que tendrás que cruzar, la primera de llama silencio, la segunda conocimiento y la tercera voluntad.
  • Va a ser más dicicil que sortear un árbol cruzado en el camino, verdad?
  • Si, vas a tener que aprender a amarte, pero no temas…dos amigos te acompañran… déjales que sean tu apoyo. Ellos te esperarán al otro lado de las puertas y harán el camino contigo. Y sin más el anciano desapareció …

El camino de la verdad

Emprendieron el camino por el sendero hacia la montaña. Pasaron muchas lunas y de repente una mañana Tom se dió cuenta de que una intensa luz le estaba despertando. Era el sol. Al llevarse la mano a la visera del casco, se dió cuenta de que la visera no estaba.

Corriendo llamó a sus compañeros de viaje, esos que durante tantos días, le habían acompañado, sin esperar recibir nada de él y les dijo:

  • cómo es posible que no esté la visera.
  • Ella le contesto, llevas muchas noches llorando de pena por no poder ver a tu mujer y a tu hija tus lágrimas han ablandado la visera. Tus sentimientos hacia ellas te están permitiendo ver mejor el camino.
  • Los auténticos sentimientos me librarán de mi armadura… debemos encontrar el primer árbol.

Y como si estuviera esperando a que lo nombrara allí apareció un árbol no demasiado grueso trato de subir para cruzar el camino pero pronto vio cómo sobre él se levantaba una puerta donde ponía

SILENCIO

Empujo de pesada puerta y de repente se vio en una estancia, al fondo había una chimenea, se acercó, pero no podía oír crepitar la lumbre, que extraño pensó… que sólo estoy aquí.

De repente oyó una voz en su interior que le decía:

Permanecer en silencio es algo más que no hablar. Cuando estás con otros siempre quieres mostrar tu mejor imagen. No dejas caer tus barreras, ni tu ni los demás, veis que quieres esconder.

Trátate bien.

De repente sintió miedo mucho miedo, no le gustaba estar solo y de repente vio una puerta en la otra pared. La abrió y llegó a otra sala más pequeña, no veía por donde salir y gritó:

Tengo miedo de estar solo !!

Una nueva puerta se abrió antes sus ojos y en esa sala, comenzó a pensar que siempre estaba hablando de sus hazañas pasadas y futuras, y eso no le permitía disfrutar del presente. Otra puerta se abrió y en esta sala escucho por primera vez el silencio y se dio cuenta de que todo este tiempo había estado pendiente de que le escucharan, pero no había escuchado a nadie. Se puso a llorar y de repente se encontró al lado de sus compañeros de viaje.

  • Chicos como habéis entrado…? Zeus me dijo que vosotros no podíais atravesar la puerta…
  • Nosotros estamos en el camino esperándote, tú has salido…
  • Oh!! Dios mío, no sé cómo lo he hecho- y se llevo las manos a la cabeza, viendo con asombro, como su casco no la cubría y podía oír el canto de los pajaritos.
  • Lo has hecho pensando y has sentido el dolor de otros, es la primera vez que has llorado por alguien en vez de por ti.

Siguieron caminando en silencio pero permitiéndose oír los recién descubiertos ruidos de la naturaleza, cuando de repente un grueso tronco, les cerraba el camino,. Al ir a saltarlo una gran puerta dorada se alzó sobre el tronco y pudo leer

CONOCIMIENTO

  • Chicos tampoco me vais a acompañar a través de esta puerta? Preguntó algo asustado.
  • Si vamos a ir contigo el conocimiento es para todos.
  • Pasemos pues…

La oscuridad más atroz reinaba en aquella sala, Diana movía su cencerro y le llamaba, Tom se acercó y leyó:

“El conocimiento es La Luz que iluminará tu camino”

  • Eso querrá de decir que necesito saber más, para hallar La Luz?
  • Ven Tom aquí hay otro mensaje dijo Eros, dice así:

Habeis confundido la necesidad con el amor?

Se sentó a pensar.. las dos personas a las que más amaba eran su mujer y su hija.

Las necesitaba también ? Si claro necesitaba a su mujer para que la acompañara a la cenas y actos del ayuntamiento. Para que se encargara de tener todas las cosas de la casa a punto. Para que le preparara los purés cuando no se podía quitar el casco…

Y entonces se dio cuenta de algo… su mujer se había descuidado, había engordado no se arreglaba … comenzó a llorar cuando se dio cuenta que no había querido culparse de la cosas que hacía. Él se había encerrado en su uniforme…

Habría sido mejor que la necesitase menos y la hubiera querido más, pero no supo cómo…

Lo mismo sucedía con su hija, necesitaba que cuando él no fuera el bombero de EXITO, poder presumir de una hija lista y guapa.

De repente, un pensamiento le vino a la cabeza, necesitaba el amor de los otros porque él no tenía amor. Ni tan siquiera por el mismo y así no se lo podía dar a los demás.

La necesidad sería siempre un obstáculo un tronco en el camino con una puerta de oro…

En la pared una frase que lo iluminaba todo decía así:

Solo puedes amar a otros en la medida en que te amas tu.

  • cómo hago para empezar a amarme? , pregunto a Eros
  • Ya has empezado. Conoces la verdad y la verdad es amor.
  • Ves La Luz? Dijo Diana
  • Si
  • A veces uno no sabe cuando pedir ayuda, pero para eso estamos nosotros aquí.

De repente se encontraron bajo un enorme manzano, el árbol de la sabiduría, una inscripción podía leerse en su tronco:

“Por esta fruta impongo condición, pero ahora aprenderéis acerca de la ambición”

Tom se puso a pensar en que había que ser ambicioso en el sentido de superarse y progresar. Diana estaba escuchando en silencio sus pensamientos y le dijo

  • la verdadera ambición, es la del corazón
  • A que te refieres ?
  • Cuantas más manzanas recojas del manzano más frutos dará, utiliza algunos para progresar y otros para alimentar a quien lo necesite. Cuanto más des más recibirás. Quédate quieto en un sitio acepta y aprecia lo que tienes, en vez de tratar de apoderarte de todos los frutos de todos los árboles.

Tom pensó que todos sus problemas y pesado uniforme venían de su ambición mental, le daba miedo, pero tenía que hacer cosas diferentes para obtener resultados diferentes, debía dejarse guiar por el amor. Y de repente estaba siguiendo por el sendero a Eros, pensando que el tiempo transcurre más rápido cuando te escuchas a tu mismo que cuando esperas que otros lo llenen.

Le picaba el pecho y cuando fue a rascarse se dio cuenta que tenía el torso al aire, que solo llevaba la parte inferior de su uniforme, la que le cubría las piernas.

Había descubierto en su interior el amor y el conocimiento… que más le deparaba el camino?

No pasó mucho tiempo, cuando encontraron el tercer y último tronco y la puerta que anunciaba

 

VOLUNTAD Y OSADÍA

Entraron los tres y de repente una llamarada gigante les cortó el paso.

Retrocedieron y para su sorpresa, la llama de un naranja intenso empezó a hablar. Tom nunca había sentido miedo por el fuego, pero un escalofrío recorrió su espalda.

  • Quien eres?, pregunto Tom.
  • Soy quien habita este lugar, el miedo y la duda.
  • Una vez Zeus me dijo que el conocimiento y la seguridad en uno mismo te permite acabar con el miedo y la duda. El conocimiento es verdad y la verdad es más poderosa que cualquier espada. Yo no tengo que probarle nada a nadie con que yo lo sepa es suficiente. Tú eres una ilusión solo existes en mi mente. Así que aparta de mi camino que tengo que recuperar mi vida…

 

De repente estaban en la ladera de una colina, ya solo les faltaba un poco para alcanzar la colina de la verdad.

El camino se estaba complicando por momentos y un nuevo mensaje surgió ante los ojos de Tom

“Aunque este universo poseo, nada poseo pues no puedo conocer lo desconocido si me aferro a lo conocido”

Todos tenemos una serie de creencias, juicios y valores, a los que nos aferramos tal y como estoy haciendo ahora para no caerme, por esta montaña, pensó. Pero mis pantalones aún pesan demasiado, que debería hacer, dejarme llevar? Y tomó la decisión más difícil y más fácil de su vida, se soltó de la roca …

Y se lanzó al abismo de sus pensamientos, pensó de todas de las cosas que había culpado a otros que le habían hecho un infeliz, y se desprendió de todos los juicios que les hizo a ellos.

Luego vio cómo pasaba su vida sin excusas ni juicios. Nunca más culparía a nada ni a nadie de los errores y desgracias. Ya no tenía miedo, se había lanzado a lo desconocido y había conseguido la libertad.

De repente estaba en la cima de la montaña contemplando el universo… desnudo, sin uniforme y una luz salía de su pecho, era la Luz del amor.

Junto a él estaban sus fieles amigos Diana, la diosa de la naturaleza que se había preocupado de alimentarle durante todo el viaje y Eros Dios del amor que le había enseñado a amarse sin que se diera cuenta y Zeus que con su sabiduría infinita le había guiado hacia el conocimiento del universo.

Porque la humildad y el conocimiento en ropas sencillas, vale más que el orgullo y el poder en trajes costosos.

 

 

La morera y el muérdago

img_6130

 

Carlos estaba sentado en la barra de un pequeño restaurante del centro de Madrid, esperando que llegara su cita.

Era un hombre observador y algo le llamó la atención al otro lado de la barra.

El camarero era un hombre de su edad más o menos, pero tenía un aspecto triste, cabizbajo… como si la la vida no le hubiera tratado bien, aun así, tenía pinta ser un tipo agradable.

  • Buenas noches.- dijo Carlos, blandiendo la mas amplia de sus sonrisas. Él siempre pensaba que una sonrisa y una palabra amable eran la mejor tarjeta de presentación y podían hacer a quien tuvieras enfrente ver las cosas de otro modo.
  • Buenas noches, puedo ofrecerle algo mientras espera?.- dijo el camarero.
  • Como sabe que estoy esperando algo o a alguien?
  • Todo el mundo siempre espera algo de los demás o espera a alguien. Alguien que le resuelva los problemas, alguien con quien enfadarse por cosas que le han hecho otros, alguien que le dé la mano cuando estas perdido, alguien con quien compartir tus alegrías…
  • Visto de ese modo, podemos decir que estoy esperando – y alargando su mano hacia el camarero dijo- Soy Carlos Bezos, un placer.

Tal y como había previsto Carlos, el hombre al otro lado de la barra, le tendió la mano y esbozó una sonrisa diciendo:

  • Mi nombre es Rafael, es la primera vez que le veo por aquí y espero que no sea la última.

Carlos, era un empresario de éxito y no tenía demasiado tiempo para andar con “tonterías” del amor, como él decía, pero tenía 45 años y tenía ganas de poder compartir sus cosas con alguien más que con su secretaria.

Su mejor amigo le había organizado una cita a ciegas y allí estaba esperando a que apareciera. Habían transcurrido más de 40 minutos de la hora de la cita, por lo que suponía que su cita, se había arrepentido. Aunque no le molestaba demasiado, estaba dando cuenta de un buen vino y tenía el presentimiento de que algo iba a suceder. Ninguno de los dos lo sabía, pero ese 13 de noviembre sería una fecha que siempre recordarían, la fecha en que sus vidas cambiaron.

  • En efecto, estoy, o mejor dicho, estaba esperando a alguien -dijo mirando la segunda copa de vino vacía que había sobre la mesa. Creo que voy a cenar algo, puedo hacerlo aquí en la barra?
  • Por supuesto que si, quiere que le traiga una carta o me deja que le recomiende algo? Otra copa de vino…? Tenemos un …
  • Tráeme el vino que me ibas a recomendar, no necesito más señas, ya que con los dos anteriores has acertado plenamente, tráeme también algo de cenar que lo acompañe bien, por favor.

 

Rafael le abrió una botella de Laurent Perrier La Cuvee, la tenía guardada para una ocasión especial. Muchos clientes de este pequeño y coqueto restaurante tenían caprichos de este tipo. Rafael era un hombre previsor y siempre tenía alguna de estas botellas para ofrecer a sus clientes. Era sin duda una apuesta arriesgada, dado el precio de la botella y que iba a maridar la cena de un desconocido con un champán francés, que si bien era más para una aperitivo, lo iba a acompañar con una perdiz estofada.

  • Gran elección… si señor.- dijo Carlos.- me encantan las uvas chardonnay.
  • Que grata sorpresa, saber que le gusta mi elección… yo en otros tiempos… bajo la mirada y una expresión de tristeza nubló su rostro…
  • A mi me encantan los vinos y los champagnes franceses y veo que a ti también… Ya has terminado la faena… ? Con mi absurda espera, creo que me he demorado mucho en pedir, soy el último cliente del local…. te puedo pedir un favor? Que te parece, si compartimos esta perdiz estofada y nos bebemos el champagne para celebrar que no ha venido mi cita y que eso nos ha permitido conocernos.

Rafael siempre mantenía un trato correcto e incluso, a lo mejor, un poco distante con los clientes, pero tenía el presentimiento de que tenía que decir que si a tan amable invitacion, sabía que esa noche era el comienzo de su nueva vida.

Rafael regentaba este pequeño local llamado “La Morera y el Muérdago” que era de un señor al que conocía desde hace muchos años y que en un momento difícil de su vida le tendió la mano y le dejó al cargo de lo que había sido su vida durante muchos años. O tenían grandes beneficios pero el local daba para que ambos vivieran dignamente y pagar al cocinero y el resto de gastos del pequeño Restaurante. Su vida era una vida sencilla, sin demasiadas emociones ni preocupaciones.

  • No se si debería…- masculló Rafael.
  • Pues claro que si, me has puesto un plato enorme que no me voy a poder comer yo sólo, es mejor compartir la comida que tirarla, así que aunque sea porque tenga la conciencia tranquila, debes cenar conmigo.
  • Esta bien cenemos…
  • Eres el propietario de este encantador lugar? Dijo Carlos con intención de romper el hielo.
  • No, soy quien lo regenta, el propietario de La Morera y el Muérdago es Antonio, un señor que tiene ya 80 años y que me dio una de las oportunidades más importantes de mi vida… la de seguir viviendo…- sus ojos de repente se empañaron
  • Es importante agradecer a la gente que te ayuda, que lo hace, tu sin duda le estas muy agradecido. Creo que deberíamos abrir otra botella, cuéntame tu historia…
  • No quiero aburrirte con la historia de una fracasado, que lo tuvo todo y lo perdió.
  • Estas aquí, tienes dos manos para trabajar, tienes salud, que más se puede pedir…? Cuéntame por favor, quizá luego pueda yo contarte mi historia.

Los viñedos

 

  • Esta historia, es una historia que no me gusta mucho recordar y para que entiendas bien todo lo que sucedió, necesito sin duda ponerte en antecedentes de mi historia familiar.
  • Soy todo oídos.- dijo Carlos,mientras se acomodada en el taburete.
  • Mi familia procedía de la zona del Ródano francés y eran viticultores. Tenían sus viñedos en las escarpadas laderas del Côte-Rôtie (‘ladera tostada’). El precioso valle por donde fluye el Ródano se estrecha y serpentea cuando se aproxima a las abruptas laderas situadas en la margen derecha del río a los pies de la ciudad de Ampuis, situadas a sólo 35 kilómetros al sur de Lyon.
  • Si, creo que es la zona de viñedos más antigua de Francia…- dijo Carlos, sin poder ocultar la emoción sobre la historia que estaba oyendo.
  • Tanto es así que a finales del siglo XVIII Thomas Jefferson, que por aquel entonces era embajador en Francia, gran viajero y amante del vino, contaba que los vinos de esta zona sólo se podían beber después de cuatro años de envejecimiento. Pero luego, y hasta el siglo XX, el vino se vendía a granel en grandes garrafones de unos 76 litros y aunque no era ni conocido ni apreciado, mi familia se enriqueció vendiendo este tipo de vino a granel para otras bodegas. Así que me crié en los mejores colegios de Lyon, viajando y visitando los más bellos lugares del mundo.

 

Hizo una pausa y en su rostro quedó reflejado el anhelo de años mejores, tomó aire y continuó.

 

  • Al fallecimiento de mi padre, me hice cargo del viñedo, pero tuve muy mala suerte. Durante muchos años las viñas permanecieron descuidadas y abandonadas porque el trabajo duro resultaba desalentador, ya que se pagaba mucho menos por la uva que por cualquier otra fruta. Eran viñedos con tendencia a desaparecer, la pérdida de vidas en las laderas era frecuente y la recompensa muy escasa, no resultaba rentable desde ningún punto de vista. Además el vino a granel ya no se vendía. Entonces apareció en nuestras vidas, algo que hasta el momento, no había existido, la competencia, Marcel Guigal que comenzó a embotellar los pagos individualmente ( La Mouline, La Landonne y años más tarde La Turque, seguida de Château d’Ampuis), a utilizar barricas de 225 litros nuevas y gracias a las magníficas críticas del ‘gurú’ de la prensa vinícola, Robert M. Parker. Decidí hacer lo mismo que el, pero sin contactos y conocimientos suficientes sobre las nuevas formas de producir y embotellar termine perdiéndolo todo.
  • Fue entonces cuando conociste a Antonio?
  • Si, el era el mejor amigo de mi padre y cuando regrese a España no sabía que hacer, ni a quien dirigirme y recordé las últimas palabras de mi padre antes de fallecer: “Hijo si en algún momento las cosas van mal por aquí, vuelve España, allí esta nuestra casa. Busca a mi amigo Antonio, el te protegerá como un padre”. Así que aquí me presenté y Antonio estaba justo a punto de jubilarse, me ofreció quedarme con La Morera y el Muérdago y aquí sigo 15 años después, viviendo honradamente, pero sin poder cometer muchos excesos.
  • Vaya, que historia tan fascinante… Antes has dicho que tuviste mala suerte, te gustaría oír un cuento sobre la suerte o mejor la buena suerte basada en mi historia familiar?
  • Pareces un hombre de éxito, aunque tu cita te haya dejado plantado… claro que quiero oírla…

 

La receta de la Buena Suerte

Isabel estaba desesperada, no aguantaba más esa situación. El empeño de su marido Juan en seguir siendo “vaqueiro” en una pequeña aldea del Norte de España, sin posibilidades de prosperar y con dificultades de supervivencia, le quitaban el sueño.

De repente una día, llegaron noticias de MADRID, un vecino de la aldea que había viajado a la capital y había hecho fortuna, quería volver al norte y compartir su suerte con algún vecino, dejándole su negocio.

Isabel habló con su marido y le dijo:

  • Juan nuestro vecino nos ofrece quedarnos con su negocio en MADRID, vayamos allí.
  • Estas loca, como nos vamos a ir a MADRID, con nuestros 4 hijos, que hago con mi ganado? En que voy a trabajar?Que hacemos con la casa? Donde vamos a vivir?
  • Tenemos suerte de que PEDRO nos haya ofrecido esta oportunidad, aprovechémosla, convirtámosla en buena suerte.- dijo Isabel con lágrimas en los ojos.

 

( 1 )

El tenía miedo, el típico miedo que tiene alguien que nunca se había atrevido a ir más allá de los confines de sus montes conocidos. Pero consciente de que su vida allí era ya sumamente difícil, MADRID no iba a ser tan diferente a su aldea.

Así que al final vendieron la casa y el ganado y con el dinero emprendieron el difícil camino a MADRID.

Primera Regla de la Buena Suerte

La suerte no dura demasiado tiempo, porque no depende de ti.

La Buena Suerte la crea uno mismo, por eso dura siempre.

 

( 2 )

El viaje a la capital duró varios meses, un carro lleno de niños, unos cuantos víveres y el duro invierno por las Tierras de Castilla, no fueron fáciles, pero la ilusión de llegar a la capital en busca de un mejor porvenir para su familia hizo que todas las dificultades quedaran atrás.

Segunda Regla de la Buena Suerte

Muchos son los que quieren tener Buena Suerte, pero pocos los que deciden ir a por ella.

 

( 3 )

Por fin llegaron a la capital, ahora solo tenían que localizar el negocio de su amigo PEDRO, pero una vez más las cosas no se presentaban fáciles.

Juan consiguió un trabajo de “vaqueiro” en Chamartin, al norte de la ciudad. Todo era igual que en Asturias y para colmo en MADRID todo era más caro. Estuvieron unas cuántas semanas allí tenían que arreglar el carro y comer mientras encontraban a PEDRO. Al mes de llegar a Madrid, localizaron a su paisano, les entregó el local, una pequeña botillería cerca del palacio Real.

Isabel nunca había regentado un negocio y lo único que sabía hacer era cuidar de su familia.

Decidieron que Juan iba a mantener su trabajo de “vaqueiro” en Chamartin, aunque supusiera una larga caminata de ida y vuelta y ella se encargaría de la botillería.

Como ella de bebidas sabía poco, decidió que aquello iba a ser lo más parecido a su casa, lo transformaría en una casa de comidas.

Tercera Regla de la Buena Suerte

Si ahora no tienes Buena Suerte tal vez sea porque las circunstancias son las de siempre.

Para que la Buena Suerte llegue, es conveniente crear nuevas circunstancias.

 

( 4 )

Pronto el negocio fue prosperando y a parte de su familia, compartía techo con ellos un joven ayudante, que la ayudaba en las labores de cocina. Era ya un nuevo miembro de su familia.

Pasaron los años y la guerra civil asoló España. Isabel era una mujer muy generosa y bondadosa y había inculcado a sus hijos estos dones.

Durante esos tres largos años los problemas de abastecimiento , suministros, agua… eran comunes y ella decidió, que aunque nadie fuera a comer a su casa pagando, seguiría siendo la casa de quien quisiera visitarla.

Así pues, dio comida y refugio a todos los que pasaron dificultades en esos difíciles años y compartió la suerte, que un día decidió cultivar.

Cuarta Regla de la Buena Suerte

Preparar circunstancias para la Buena Suerte no significa buscar sólo el propio beneficio. Crear circunstancias para que otros también ganen atrae a la Buena Suerte.

 

( 5 )

Todos los días levantaba el cierre y preparaba el restaurante como si esa situación fuera a cambiar. Y de repente un día amaneció con un sol diferente, y alguien le llevó un ramo de flores y un periódico y le dijo gracias por habernos hecho dar el primer paso…

Quinta Regla de la Buena Suerte

Si «dejas para mañana» la preparación de las circunstancias, la Buena Suerte quizá nunca llegue. Crear circunstancias requiere dar un primer paso… ¡Dalo hoy!

 

( 6 )

El restaurante era muy pequeño y aunque siempre había gente entrando y saliendo, andaban justos de ingresos, pero que podía hacer…?

Entonces se fue a pasear y se dio cuenta que en los otros locales entraba gente muy parecida, gente humilde, gente de clase media, aristócratas …pero nunca revueltos…Así que pensó que haría para que a mi restuarante vinieran diferentes tipos de clientes ? No puedo dividirlo en diferentes Sub restaurantes por espacio, pero … y si lo hago en el tiempo?

Eso es, creó tres turnos de comidas a diferentes horas, con diferentes precios y diferentes ingredientes así les podía atender a todos sin que tuvieran que estar juntos y eso le permitió incrementar sus ingresos.

Sexta Regla de la Buena Suerte

Aun bajo las circunstancias aparentemente necesarias, a veces la Buena Suerte no llega. Busca en los pequeños detalles circunstancias aparen- temente innecesarias…, pero ¡imprescindibles!

 

( 7 )

Los de los locales contiguos se preguntaban porque tantos esfuerzos para que todo el mundo saliera satisfecho, a ellos les daba igual que entrara quien fuera, mientras entraran… bajo las circunstancias que fueran.

Séptima Regla de la Buena Suerte

A los que sólo creen en el azar, crear circunstancias les resulta absurdo. A los que se dedican a crear circunstancias, el azar no les preocupa.

 

( 8 )

Mucha gente se ofreció a “ayudarle” en su negocio, a cambio de una participación o tratando de engañarla diciendo que eran parientes del primer propietario.

Pero ella nunca sucumbió a las tentaciones, ella sabía que su suerte no tenía precio, pero si un gran valor.

Octava Regla de la Buena Suerte

Nadie puede vender suerte.

La Buena Suerte no se vende. Desconfía de los vendedores de suerte.

 

( 9 )

Después de visitar a posibles futuros clientes y hacer muchas cosas para que el negocio fuera mejor parecía que todo el mundo pensaba que allí solo se vendían bebidas. Nada de lo que hacía servía para nada, pero un día tras largas jornadas de espera, sucedió algo sorprendente…

Una carroza de Palacio, estaba apostada en la puerta de aquel pequeño local…

“La infanta Isabel quiere que le llevemos a Palacio unos pucheros para comer” y desde entonces, todo el mundo les conoció.

Novena Regla de la Buena Suerte

Cuando ya hayas creado todas las circunstancias, ten paciencia, no abandones. Para que la Buena Suerte llegue, confía.

 

( 10 )

Una tarde mientras descansaba de la larga jornada de trabajo, se quedó dormida, y en sus sueños apeteció un ANGEL que le dijo:

 

  • Soy el Angel del Destino y de la Suerte y entrego, siguiendo un orden firme, las semillas de la Buena Suerte allí por donde paso. En contra de lo que muchos piensan, yo no reparto suerte, sencillamente me ocupo de diseminarla en todas partes por igual. Prosperaste porque tú creaste las condiciones adecuadas para ello. Cualquiera que hubiese hecho lo mismo hubiera creado Buena Suerte. Yo me limité a hacer lo que siempre he hecho. La Buena Suerte que llevo conmigo está siempre ahí. El problema es que casi todo el mundo cree que no es necesario hacer nada.

Décima Regla de la Buena Suerte

Crear Buena Suerte es preparar las circunstancias a la oportunidad. Pero la oportunidad no es cuestión de suerte o azar: ¡siempre esta ahí!

 

Creando circunstancias

 

Ambos hombres se miraron… no sabían que decir… la historia de la familia de Carlos dejó estupefacto a Rafael, como es posible que yo me queje de mi suerte.? Después de todo no me ha ido tan mal…

Súbitamente se abrió la puerta y alguien entró con una carta que decía así:

 

Querido Rafael,

Si estas leyendo esta carta quiere decir, que ya estaré reunido con tu padre, mi amigo del alma al que siempre quise tanto.

No te pongas triste, he tenido una buena vida, gracias a él.

Te estarás preguntando porqué, te lo voy a explicar.

Cuando tu padre viajo a Francia a hacerse cargo de los viñedos de tu abuelo, yo me arruiné aquí en España y tu padre compartió su suerte conmigo, y me compro un pequeño restaurante, La Morera y el Muérdago.

La vida te devuelve lo que das, por eso ahora que ya no estoy eres el legítimo propietario de Restaurante que me salvo la vida.

Los problemas de los demás son a menudo la mitad de las soluciones, es por esto, que cuando viniste de regreso a España te acogí como un hijo, te estaba devolviendo parte de la suerte que me había dado tu padre.

Crear Buena Suerte únicamente consiste en. ¡Crear circunstancias!

La Buena Suerte solamente depende de TI.

Supongo que ya habrás conocido a Carlos

A partir de hoy, ¡TÚ también puedes crear Buena Suerte! Y recuerda que…

La receta de la Buena Suerte…no esta en tus manos por casualidad…utiliza todos los ingredientes que te he dado y crea tus circunstancias y tu suerte.

Te quiere

Antonio

 

El momento en que reconocemos cada nueva oportunidad, es el momento en el que comienza la MAGIA…

C5E9018D-66C8-4720-BFE2-17279A37A380.jpeg

Para Gema, una persona única, que hace que siga creyendo en que los seres humanos estamos conectados y juntos podemos hacer más cosas que separados …

 


…Y si dentro de cada persona se hallaran las posibilidades para todo tipo de experiencias ? Desde la luz más brillante hasta la más negra oscuridad…

Gregg Braden,  escritor y científico norteamericano, al que he tenido la suerte de escuchar en directo, dice en su libro El efecto Isaias, que los habitantes de la tierra hemos olvidado la forma de convertir en realidad nuestros deseos… hemos olvidado la forma de orar…

En la actualidad pensamos que orar es pedir que haya paz, pedir nos llegue el amor, la salud o la prosperidad, pero el concepto pedir va ligado al concepto de falta, de escasez, pides algo que no tienes y eso hace, que tengas menos…

Probemos un nuevo método de oracion, la forma perdida de orar de los esenios.

El momento en que reconocemos cada nueva oportunidad, es el momento en el que comienza la MAGIA…

Antes hemos dicho que ante nosotros en cada momento hay una amplia gama de posibilidades a la hora de enfrentarnos antes las diferentes situaciones.

Que pasaría si lo que hacemos es dar las gracias por el resultado que queremos manifestar?

  1. Tomamos nota de todos los acontecimientos, los que vemos cuando no hay paz, sin juzgarlos como buenos, malos, justos o injustos.

  2. Mediante la tecnología del pensamiento, el sentimiento y la emoción creamos las condiciones desde nuestro interior que elegimos para tomar nota de nuestro mundo exterior. Por ejemplo: «Un cambio positivo en la Tierra, sanación para todo tipo de vida y paz en todos los mundos». Nuestro sentimiento de que ya es así, da fuerza a nuestra oracion y materializa ese fruto. Al hacerlo hemos renovado el recuerdo de posibilidad mejor.

Reconocemos el poder de nuestra «tecnología interna» y damos por hecho que nuestra petición ya se ha cumplido; la paz y el cambio positivo ya están aquí.

Nuestra oración consiste ahora en:

  • reconocer lo que hemos elegido,
  • sentir que ya se ha cumplido,

– dar gracias por tener la oportunidad de elegir, y al hacerlo infundimos vida en nuestra elección.

Si quieres prosperidad, tienes que elegir la prosperidad en el mundo, sentirte prospero y dar las gracias por todo lo que tienes y la prosperidad  te rodeará.

Todo aquello que pidas directa y abiertamente… en mi nombre, te será concedido. Hasta ahora no lo has hecho. Pide sin un motivo oculto y serás rodeado por la respuesta. Déjate envolver por lo que deseas, que tu júbilo sea completo…’

En nuestro lenguaje actual, diremos que  para crear nuestro mundo, en primer lugar hemos de tener los sentimientos de que nuestra creación ya se ha realizado. Nuestras oraciones se convierten entonces en una acción de gracias por lo que hemos creado, en lugar de ser peticiones de lo que queremos que suceda.

Si dejas que la Magia te rodee, serás feliz… y nunca sabes si la Magia es una fuerza, una cosa o una persona… pero no cierres ninguna puerta porque el universo se manifestará de la mejor forma posible…

 

Atrae lo que eres…

En algunas ocasiones no somos conscientes de lo que tenemos, todos los días tenemos una pequeña fortuna que en muchas ocasiones despilfarramos sin sentido, hablo del tiempo.

Tenemos 84.600 segundos al dia que muchas veces dejamos que nos roben los problemas, los miedos, las inseguridades, las personas que nos rodean que no nos quieren…

Queremos ser felices, pero para con seguir la felicidad tenemos que ser felices.

Nosotros sincronizamos con el destino que queremos de manera inconsciente.

Tenemos que conseguir atraer lo que somos, no lo que queremos.

Quieres atraer el 💗 amor, pues se amor.

Se feliz y busca a alguien para compartir tu vida, que sea también feliz, que controle sus emociones y que sea libre, que no sea prisionero de su pasado y que no esté ansioso por el futuro.

Se independiente, tu felicidad no está en otra persona, está dentro de ti, las personas que te rodean pueden complementarte, pero no pueden darte la felicidad.

Se amable, cuanto más ofrezcas mas recibirás…

Cuida tu cuerpo, camina, descansa…

Quiérete, sé amor y lo atraerás…

Decide ser feliz y próspero y la felicidad y la prosperidad te perseguirán…

Gracias, gracias, gracias…

Las viejas vías

Qué bonito es que alguien te diga que eres su tren favorito…

Que eres su final de trayecto deseado…

Que da igual que haya uno, dos o tres transbordos hasta llegar a ti… porque lo importante es llegar a tus brazos…

Que la distancia son sólo pasos, latidos, tiempo…

En un tren perdí a alguien importante en mi vida y a ti te quiero ganar…como quien gana un partido importante… como quien mira a la muerte de frente y luego le da la espalda…

Que las vías no se acaben nunca, porque quiero continuar este camino contigo siempre…hasta el infinito.

Que la campana sea siempre el inicio de algo nuevo, no el final …

Y que cada estación sea una nueva idea, un proyecto, una aventura y que juntos podamos ponerle un nombre…

Gracias por dejarme que de acompañe en este viaje que se llama vida…

En las estrellas está escrito tu destino

C4E7D8E7-5411-4E4B-995F-F7F527B96CE3

Para …

Hoy hace un año exacto que muchas cosas comenzaron a cambiar en mi vida. 

De repente un día te das cuenta que tu mundo ha cambiado, no sé si para bien o para mal, pero las cosas son diferentes, tienen otro aspecto  y están en diferente sitio… como si alguien hubiera entrado en casa y hubiera cambiado el orden de tu armario

Los cambios importantes suceden poco a poco sin que te des cuenta y de repente echas la vista atrás y ves que pasan cosas diferentes.

Ese día  te das cuenta que tu orden no tiene porque ser el correcto, que hay otras formas de colocar las cosas  y que lo que antes tenías arriba ahora lo puedes tener abajo y que no pasa nada…

Y qué pasaría si de repente no importara nada más que tu pasión….?

Que pasaría si diera igual tu familia, tu religión,tus creencias…?

Si tú pasión fuera lo más importante, le pesará a quien le pesara…?

Todos los sacrificios que pudieras hacer serían insignificantes si dieras tu vida por ese fin… si estás dispuesto a hacerlo, lo conseguirás!!!

La pasión, el sacrificio, la comprensión y las ganas de aprender de otros con quien compartes cosas, son las cosas realmente  importantes, el motor del mundo …

Y qué pasa cuando aprender y tener la mente abierta es más importante que otras cosas …?

Gracias a todos aquellos que creéis y confiáis en mí, porque gracias a vosotros he alcanzado la felicidad y la libertad.

No importa de donde vienes ni lo que tienes, importa la gente que te tiende su mano, que hace el camino más fácil, que se convierte en tu familia, porque ser familia de alguien es más que tener un origen común, es compartir, es comprender, es ayudar, es amar incondicionalmente… 

Elige una estrella, en ella está escrito tu destino… deja que su luz te indique el camino y disfruta del trayecto…

Alegría, entusiasmo y gratitud…

Alegría, entusiasmo y gratitud, estas podrían ser las palabras que mejor reflejan lo que siento en estos momentos …

Todo el mundo me dice que estoy entusiasmada con este nuevo proyecto y así es… y se me nota en la voz, en la sonrisa y en las ideas que surgen…

Ojalá siempre estemos tan entusiasmados como el primer día.

Como el día en que te oí hablar por primera vez del pastrami, como el día que vi que tu silencio escondía muchas cosas, como el día que decidimos que seríamos novios aunque no pudiera ser y el día que los 4 nos “casamos”

Gracias chicos por poner en valor 4 lonchas de pastrami y por ser como sois, por los zumos de naranja, por los huevos en todas sus variedades, por las tablas de planchar, por las copas a las 5 de la mañana, por la música, por los lados derechos y los izquierdos, porque todos los días se aprenden cosas nuevas … y porque lo que más nos importe siempre, sea pasarlo bien ….!!!

Los años no cuentan…

Hoy deberíamos estar celebrando un cumpleaños, el tuyo…

Se que aunque sin nosotros, tú si lo estarás celebrando…

Estarás celebrando que los años no cuentan ya…

Estarás riéndote a carcajadas…

Y les tendrás a todos locos…

Dime quien no ha llorado hoy porque no lo podemos celebrar contigo…

El #EfectoMartelo

El #EfectoMartelo es aquello que lleva a 16 personas que apenas se conocen, a compartir historias alrededor de una copa de vino en el salón de una bodega de La Rioja Alavesa.

Muchas gracias a todos por compartir vuestras historias, historias que lo mejor en otras circunstancias no habríais compartido con extraños…

El #EfectoMartelo es ver como Gloria y la bodega para la que trabaja nos han mimado y enseñado un montón de cosas sobre el vino y la vida durante 24 horas increíbles.

Ojalá el #EfectoMartelo ayude a Eladio a ver el mundo del vino con los ojos de quien todo lo puede alcanzar, sin que importe el mercado, las nuevas tecnologías, las edades, los prejuicios y lo que esté o no de moda.

El #EfectoMartelo es que alguien acabe su jornada laboral y en vez de irse a su casa, nos dirija una cata y nos cuente las maravillas del vino y nos guíe por los viñedos centenarios de una familia de viticultores del siglo XIX.

El #EfectoMartelo es oír a Sílvia interesándose por nuestras historias y preguntando insaciablemente, para que todos nos conozcamos mejor…

El #EfectoMartelo es que todos nos emocionemos oyendo a Ámbar a contar que sus hijos han recuperado el color azul de sus ojos y que por fin sonríen junto a sus hermanos en casa… y es oír de labios de Bruno como un día de Mayo de hace ya unos años, su vida se detuvo, y que para no olvidarlo se lo tatuó junto al corazón…

En #EfectoMartelo es escuchar a Enma contarnos cómo hay que recuperar el cuaderno y el boli, ver lo que tachamos, ver en que nos hemos confundido, como hemos llegado a ese punto…

“Conseguir lo inalcanzable, en tus manos,

lo infinito muy cerca

y lo imposible sucediendo…”

y como los números la llevaron a sus “Chupitos de Tinta”…

El #EfectoMartelo es oír a Natalia cantando y a Eduardo haciéndole arreglos musicales en el ordenador a las dos de la mañana porque la música es lo que les ha unido, bueno… y unos perros también…

El #EfectoMartelo es oír a Eduardo animando a Carolina a que cumpla alguno de sus sueños…

El #EfectoMartelo es compartir con Cristina como cambió su vida cuando decidió cambiar de profesión y dedicarse a su pasión, la cocina y ayudar a otros a que su vida sea más fácil.

El #EfectoMartelo es ver como unos espaguetis carbonara pueden unir el destino de dos personas, y que las “start-ups” son importantes, pero no tanto…

El #EfectoMartelo es como Belen y Loren cuentan historias desde su particular mirada y como se enamoran de las personas y sus historias, a través del objetivo de su cámara.

El #EfectoMartelo es saber que el pelo hay qué cortárselo de vez en cuando y cambiárselo de color.

El #EfectoMartelo es saber que la sonrisa de los que quieres es lo más importante.

El #EfectoMartelo es tener un Mentidero y ser capaz de contar historias de una familia de “12”… y siempre vestidos con una sonrisa aunque sea gracias al “camaleón”.

El #EfectoMartelo es saber que si vas por un viñedo con tacones, siempre habrá alguien dispuesto a darte la mano para que no te caigas

El #EfectoMartelo es darse cuenta de que el mundo está lleno de gente buena y que merece la pena, y que reunirse juntos alrededor de una mesa en una Cena Adivina un poco particular… con una copa de vino, es una experiencia maravillosa…

El #EfectoMartelo es la gente, que a mí tanto me gusta, compartir, disfrutar, aprender y amar…

Gracias gracias gracias