La mejor manera de predecir el futuro es crearlo

Sabes que tan solo percibimos el 0,0000001 % de la realidad? Que pasa con el 99,9999999 % restante? Ese 99,99 % son todas las posibilidades que nos ofrece el universo, todas las cosas que nos pueden suceder, pero que no nos suceden porque no las queremos ver…

Solo vemos aquello que queremos contemplar…

Todas las cosas que puedas imaginar, pueden suceder… si no, no las podrías imaginar.

Vamos a utilizar entonces el poder de nuestra imaginación para crear nuestra propia realidad, partiendo de la premisa esencial de que todas las posibilidades existen ( estamos pues, en el lado del 99,99 % ) y que solo tenemos que llamarlas para que conecten con nuestra energía y se materialicen.
Te preguntarás como lo vamos a hacer… muy sencillo, utilizaremos una herramienta sencilla barata y divertida llamada visualización.
Tienes que hacerte una “película mental”, pero no como las que te sueles hacer normalmente, de darle vueltas al coco, liarte, pensar posibilidades absurdas que te generan ansiedad, nervios, tensión… esta vez lo que vas a hacer es crear “la película de tu vida”, por la que te darían un Oscar

El ingrediente esencial es, por supuesto, una gran imaginación debes visualizar las escenas con todo detalle, tienes que poner todos tus sentidos a trabajar, imagina la vestimenta, los olores, los ruidos,el escenario, como discurre la trama y el ingrediente secreto, los sentimientos.

Tú trama tiene que tener un objetivo, eso que deseas alcanzar más que nada en el mundo, y tienes que visualizarlo cómo conseguido, no tienes que imaginar cómo lo consigues ni bajo qué circunstancias, ya estás en el final del proceso, ya lo has logrado, que sientes, que hueles, como vas vestido…?

Todos los días antes de acostarte o al levantarte dedica 15-20 minutos a visualizarlo, debes estar en estado de relajación por lo que es útil hacer una pequeña meditación antes, para estar más receptivo.

Siempre acaba la visualización diciendo:

Por el bien de todos, esto o algo mejor, así eliminas los límites…

Veamos un ejemplo:

Quieres encontrar tu pareja ideal

No sabes cómo es de aspecto físico, pero si sabes que cualidades quieres que tenga, pues entonces visualízate contándole a tu mejor amiga que has conocido a un chico de tal edad, que tiene un buen trabajo, es cariñoso, educado, muy atractivo y además es muy simpático y le encantan tus aficiones y estás muy contenta porque podéis compartir muchas cosas y estás muy feliz. Siente esa felicidad y esa alegría cada vez que lo visualices. Por el bien de todos, esto o algo mejor.

Seguro que aparecen varias personas nuevas en tu vida, pero solo se quedará a tu lado, la persona con la que tengas una real sintonía, el protagonista de tu película.

Es fácil vivir con los ojos cerrados, interpretando mal todo lo que se ve

Anuncios